FACTORES DE RIESGO CORONARIO

A saber es que los factores de riesgo coronario los tenemos todos, en mayor o menor medida, de acuerdo a la vida que llevamos. Por ello y como método de prevención, ya desde edad temprana, debemos inculcar, con términos comprensibles, el conocimiento de nuestro organismo a nuestros hijos, hijos de nuestros amigos, alumnos y todo aquel individuo que consideremos apropiado.

El Doctor ANGEL NAZCO, que actualmente entrena en nuestro gimnasio, nos aporta una información vital a través de su libro SABITO "Factores de riesgo coronario". Un texto recomendado a partir de los 7 años de edad, que nos lleva al conocimiento básico del Corazón, los Riñones, el Cerebro, las Arterias, etc. Y aunque está recomendado a partir de los 7 años, resulta más que interesante ver la importancia que tiene conocer los factores de riesgo y prevención a tener en cuenta, para tener una mayor calidad de vida a todos los niveles.

Les dejamos la introducción para que vean a lo que me refiero ......GRACIAS DOCTOR!!!

LA LUCHA CONTRA LOS ENEMIGOS:
FACTORES DE RIESGO.
 El corazón es la bomba que hace circular a la sangre por todo nuestro organismo. La sangre transporta los alimentos y el oxígeno hasta nuestras células. Sin el trabajo del corazón sería imposible vivir. Es necesario conservar el corazón lo más saludable posible. Si el corazón se enferma, la persona podría llegar a morir.

 Los riñones purifican la sangre eliminando muchas sustancias tóxicas a través de la orina. Igualmente, sin el trabajo de los riñones no podríamos vivir. Por lo tanto la salud de los riñones tambien es necesaria para la vida.

 El cerebro nos permite mantener una relación con el medio ambiente, comunicarnos, pensar, soñar, movilizarnos, sentir y muchas otras cosas. Si el cerebro se enferma podríamos perder parte de la inteligencia, de la memoria y todas esas funciones que nos permite comunicarnos unos con otros. Es muy importante, por lo tanto, mantener la salud de nuestro cerebro.

 Las arterias y las venas se las denomina vasos sanguíneos. Las arterias conducen la sangre con oxígeno y alimentos dese el corazón hasta las células. Los factores de riesgo enferman las arterias, y como éstas alimentan a todo el organismo, en parte, por eso, enferman tambien al corazón, riñones y cerebro.

 Las arterias, El corazón, Los riñones y El cerebro están siendo atacados, desde hace cientos de años, por unos enemigos llamados factores de riesgo. Primero enferman las arterias que llevan la sangre a éstos órganos, y después, como consecuencia de ello, se van enfermando los órganos en si. Hasta ahora ha sido difícil combatirlos, pero ya los conocemos, los tenemos identificados. Ahora podemos intentar hacerles frente, ha aparecido SABITO, el niño más inteligente y más valiente de la Tierra y el Universo.
 SABITO quiere organizar un plan de lucha en contra del enemigo factores de riesgo, y ha tenido una idea genial ¿saben cual? Hará un ejercito con todos los niños de La Tierra. Con éste ejército se propone vencer al enemigo de una manera muy especial. ¿Saben cómo? Con el uso de la inteligencia, de la educación y sin armas. SABITO es enemigo de las armas.

 SABITO ha identificado al enemigo, a los factores de riesgo. No quiere dejar que ellos actúen juntos porque así son muy peligrososcasi invencibles. Debemos dividirlos. Así, podremos librar la lucha en contra cada uno de ellos. Los “factores”, los enemigos, han sido identificados y son: el colesterol, el tabaco, la hipertensión arterial, la herencia, la diabetes mellitas, la obesidad y el estrés. – Hay otros menos importantes.
Hay unos más peligrosos que otros pero todos pueden ser mortales, causarían la muerte si les dejamos actuar juntos.

 Estos enemigos, los factores de riesgo, son la causa de la mortalidad de millones de personas en el mundo todos los años, de miles de personas cada día. Enferman y causan la muerte a nuestros abuelos, padres, profesores y amigos. Estos factores son tan inteligentes que se cubren con un escudo, son silenciosos para no ser detectados. Algunos, como el colesterol, la hipertensión, la herencia y la diabetes, no podemos eliminarlos, pero si controlarlos. Otros como el cigarrillo y la obesidad, si podemos combatirlos, eliminarlos.

 Cuando los factores de riesgo ganan la batalla nos causan mucho dolor por que perdemos a un ser querido. Lo sabemos cuando oímos: se murió el padre de alguien que conocemos, de un compañero de estudios. ¿Y de qué murió? –preguntamos. Y nos responden: de un infarto, o de un derrame cerebral, o que estaba enfermo de los riñones, o era diabético. Y también nos pueden decir que era fumador, que era gordo, que sufría de la tensión arterial. ¿Qué pasó entonces? ¡ los factores de riesgo acabaron con su vida!

 SABITO ha diseñado un plan de acción para atacar a cada uno de ellos por separado. El ejército de los niños no estará solo, por supuesto que los adultos también van a colaborar, pero de otra forma. Los adultos están muy infiltrados por el enemigo, por los factores que están acabando con muchas vidas. Muchos adultos ya no les hacen caso y asi los factores aprovechan y los van enfermando y finalmente acaban con ellos.

 ¿Y que sabemos de los factores? Sabemos que es casi imposible eliminarlos. Se producen mucho y siempre están presentes. Pero les hace mucho daño que les ataquemos constantemente, eso les impide crecer y seguir enfermando a nuestros familiares.

 ¡LA lucha tiene que ser de todos! Hasta ahora ellos nos siguen ganando la batalla por que no nos hemos unido. Tienen mucho poder. Tienen a su disposición programas de televisión, de radio, ocupan espacios atractivos en los supermercados, en los anuncios, para vender muchos productos que muchas veces no son buenos. Los factores actúan desde que somos pequeños, nos van enfermando para después terminar con nosotros cuando tengamos la edad de nuestros padres.

 ¡Nuestro grupo, nuestro ejército, estará formado por todos los niños!  

Así, tendremos soldados en todos los hogares, en las escuelas y en todas partes.
Tendremos un jefe, SABITO, siempre debe haber un jefe, un líder. Se trata de un niño muy inteligente, un genio, un sabio, y además tiene el poder de nuestros héroes. El nos dirá lo que tenemos que hacer. Los antepasados de SABITO eran sabios y de allí viene su nombre: de sabio. Pero sólo queda él como único descendiente, el único que ha sobrevivido.

 SABITO nos dirá cómo luchar, nos conducirá a la victoria.
Nos ha dictado unas reglas básicas:
-       Lucharemos todos los días, siempre.
-       Lucharemos en todos los lugares.
-       Lucharemos juntos.
También nos ha señalado los objetivos:
-       Salvar nuestro futuro, a nosotros mismos.
-       Salvar a nuestros familiares de la enfermedad y de la muerte.
-       Protegerlos de los factores de riesgo.

¡A luchar con SABITO! ¡La victoria será nuestra!
Para más información no duden en contactar con el doctor Ángel Modesto Nazco en el siguiente e-mail:
amnazco@hotmail.com

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Gimnasio Body Factory