Ana María Castro

"Quiero bajar 50 kgs, y voy a conseguirlo"

Ana María Castro Hereder, de 44 años, y 1,62 metros de altura, se apuntó en el Body Factory hace aproximadamente 2 meses. Cuando cruzó la puerta, venía con un peso de 119 kg, problemas de espalda, lumbago, problemas en la ciática, rodillas, cansancio, dificultades respiratorios, hipertensión y muchos otros síntomas derivados de su sobrepeso.


Confiesa que tenía una vida sedentaria, que le gustaba mucho comer, ver la tele en el sofá, tumbada con sus perritos, y poco a poco fue dejando de hacer actividad física, y cogiendo peso.


Hasta que un día propuso cambiar su vida, fue al endocrino, y comenzó a buscar soluciones para mejorar. Se inspiró en programas de Televisión como “Ya no estoy gordo” y  “Cuestión de peso” y vio que existían fórmulas para cambiar. Con lo que animada, por eso, y tras haber visitado nuestra página web, acudió a nuestro centro a buscar información.


Han pasado 2 meses, ha perdido 13 Kilos, y han desaparecido los dolores de espalda, ciática, ha bajado la tensión, y se encuentra con mucha más vitalidad, notándolo a la hora de caminar, subir escaleras y en su actividad física del día a día.


-       BF: ¿ Cual es el objetivo que te has marcado?

-       Ana: Mi objetivo sería llegar a mi peso ideal. Me gustaría llegar hasta los 70 kgs de peso. Se que es un objetivo muy ambicioso, pero es hasta donde quiero llegar.  Para lo cual, según me indica mi entrenador personal, debemos tener mucho cuidado con la dieta, y realizar un ejercicio físico continuado para mantenerme tonificada.

-       BF: ¿Has sido deportista en tu juventud?

-       A: Nunca he practicado deporte. De niña si lo hacía, pero jugando, aunque siempre he sido una persona sedentaria, me gustaba mucho leer, o estar tranquila en casa, antes que practicar deporte.

-       BF: ¿ Qué sucedió para que llegaras a ese sobre peso, que traías antes de apuntarte?

-       A: Los antecedentes familiares de mi familia, siempre hemos sido personas que nos ha gustado la buena mesa, y la sobre mesa… ( Y se ríe); también lo que uno ha ido oyendo por ahí: El sufrimiento de las dietas, que te cambia el ánimo, que a veces uno lo ha intentado ( Aunque no muy en serio ) y no ha encontrado resultados, y en realidad ahora veo que eran excusas, que yo interioricé, y que me hicieron adoptar la solución cómoda de no cuidar la comida, y dejar de hacer ejercicio. Con ese tipo de vida que tenía era feliz, pero fue la salud lo que me hizo reflexionar y buscar este cambio. Hoy en día, también soy feliz, pero he mejorado mucho la salud.

-       BF: ¿ Por qué te decantaste por empezar con un Entrenador Personal?

-       A: Un poco por los programas de televisión que había visto, que veía que adecuaban los ejercicios a las características de las personas. Necesitaba alguien que me supervisara, que me controlara, y cuidara los movimientos que debía hacer. Buscaba alguien que me ayudara y estimulara. Leí en la web, que tenían esa posibilidad, y desde luego pienso que es un acierto haberlo hecho así.

-       BF: Has venido con mucha fuerza de voluntad, y con la idea clara de conseguir tu objetivo. ¿Crees que sin la ayuda del Entrenador Personal, podrías haberlo conseguido igualmente?

-       A: La verdad que no lo se. Al poco de empezar, tuve unos pequeños problemas respiratorios, y estoy segura de que si no hubiera estado conmigo Ivan ( Su PT),  lo habría dejado. Pero él me animó, a seguir viniendo a entrenar, me convenció que lo superaríamos con más ejercicio, y ha estado muy pendiente de mi en cada momento.  Así que estoy segura, que la presencia del PT ha marcado la diferencia, para poder superar cada obstáculo que va surgiendo en el camino, y continuar.

-       BF: ¿Cuántos días vienes a entrenar?

-       A: Vengo de Lunes a Viernes, aunque voy a procurar empezar a venir también los Sábados. Tres días a la semana, entreno con mi PT, y el resto de días vengo con unos ejercicios previamente marcados por él.  Y le suelo dedicar diariamente unos 90 minutos.

-       BF: ¿Qué tipo de entrenamientos sueles hacer?

-       A: Lo bueno es que mi PT me va variando mucho los ejercicios, y lo adapta en función a como me encuentro. Si algún día tengo alguna molestia, plantea otras alternativas  de entrenamiento, y me va marcando un plan de evolución para llegar hasta los objetivos que nos hemos planteado.

-       BF: ¿Tu familia te apoya en la decisión que has tomado?

-       A: Realmente es mi pareja la que me está apoyando. Mi familia está en Galicia, así que el apoyo diario lo recibo de mi entorno. Mis amigos, también lo conocen, y hemos dejado de cometer excesos. Mi pareja también ha adaptado un poco su alimentación, sin llevar exactamente el mismo tipo de comidas a rajatabla, pero básicamente comemos lo mismo.

-       BF: ¿Cuándo fuiste al endocrino, qué soluciones te planteó a tu situación?

-       A: La verdad que una de las primeras cosas que me propuso, fue la de operarme, quizá debido a que le dije que era una persona muy sedentaria, y con muy poca fuerza de voluntad. Pero una vez que le dije que estaba muy convencida de que quería intentarlo, fue cuando me dio la dieta y ahí decidí combinarlo con el ejercicio físico.

-       BF: ¿Qué otros hábitos has cambiado?

-       He comenzado a ir al supermercado siempre después de haber comido, para disminuir las tentaciones. Intento no tener cosas indebidas en el armario o la nevera. Procuro evitar las tentaciones, pero también es verdad que a veces me gusta comprobar que soy capaz de hacerles frente, y no caer en ellas, por eso guardo alguna cosa en el armario, que no debería tener, pero para demostrarme que soy capaz de evitarlas.

-       BF: ¿Qué recomendación harías a personas que estén en la situación que tu traías antes de apuntarte al Body Factory?

-       A: Mi recomendación es que hagan un cambio YA, antes de que sea obligado por su salud. Que pidan ayuda, a su familia, a sus amigos, y a profesionales. Que intenten contactar con otras personas, que están en la misma situación. Esto de alguna manera es como un problema, como una adicción, y pienso que deberían existir grupos de ayuda a personas en esta misma situación. Sobre todo, hay que tomárselo muy en serio, y hay que hacer  un cambio radical de estilo de vida.

-       BF: Una vez consigas tu objetivo, seguirás acudiendo al gimnasio de forma habitual?

-       A: Claro que si, es algo que forma parte de este cambio que estoy realizando. Para combatir la vida sedentaria que tenemos en la ciudad, es imprescindible hacer ejercicio de manera regular.


Nos despedimos de Ana, que tiene que irse a entrenar, aunque tiene a su perrita convaleciente de una operación. Su pareja se ha quedado cuidándola, mientras que ella cumple con su compromiso diario con el entrenamiento, porque sabe que lo importante es la constancia.


 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Gimnasio Body Factory